miércoles, 29 de febrero de 2012

Déficit contra derechos

ATTAC-CLM

Attac Castilla-La Mancha denuncia la utilización de la cifra de déficit y demanda la intervención sobre la política de ingresos para evitar el recorte de derechos.

Por fin hemos conocido la cifra del déficit de todas las administraciones públicas. En Castilla La Mancha hablan de un 8,51%, más de dos puntos de la previsión inicial. Ante esta situación, Attac Castilla-La Mancha quiere hacer las siguientes consideraciones:

El crecimiento de las cifras de déficit no puede sorprender, y se esta utilizando como un argumento en el recorte de derechos. El déficit es la diferencia entre gastos e ingresos. Del lado de los gastos nos bombardean todos los días, pero no se menciona, ni se propone una política de aumento de los ingresos, que es lo que realmente ha disminuido.


Las cifras, que se pueden consultar en la Cuenta General del Estado relativa a los ingresos corrientes del Estado, fuente principal de ingresos de Castilla-La Mancha, estos últimos años no dejan lugar a dudas.


2008
2009
2010
Recaudación bruta
252.176
237.500
240.000
Recaudación neta
124.800
96.910
122.600
En millones de €.

Es una evidencia denunciada por los propios técnicos de hacienda que, salvo en las nóminas de los trabajadores, la Agencia Tributaria, tiene una manifiesta incapacidad para recaudar, una incapacidad sobre la que no está previsto actuar.

Se ofrecen unos datos económicos –en este caso el número del déficit- sin mayor argumentación y control, esos números se aceptan sin discusión pese a las consecuencias dramáticas que conllevan puesto son utilizados para la justificación de recortes sobre derechos conseguidos. Es necesario un mayor control y mayor transparencia en la información sobre el presupuesto de las administraciones públicas. El conocimiento público de esas cuentas, la difusión de cuánto, en qué se gasta, cómo se ingresa y a quien es esencial para la democracia

Hay que tener en cuenta que todas las medidas de ajuste, recortes, subidas de impuestos que, además de generar despidos, recortar derechos etc., también deprimen la actividad económica y eso suponen una caída en los ingresos públicos, como esta ocurriendo en Grecia, que dicen es la situación que tenemos que evitar.

Hace falta otra política, hay alternativas a esta crisis. Que la paguen los causantes, el sistema financiero y los que generaron la burbuja inmobiliaria, que el sistema tributario recaude mejor y más a los que más tienen y se escapan a paraísos fiscales o las múltiples sociedades de ingeniera financiera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada