jueves, 28 de junio de 2012

I Jornada del Observatorio Regional en defensa de la Escuela Rural

Nota de prensa del Observatorio Regional en defensa de la Escuela Rural

El sábado 23 se ha celebrado en la localidad de Cifuentes (Guadalajara), la I Jornada en Defensa de la Escuela Rural.

Con esta Jornada el Observatorio de la Escuela Rural (ORER) continúa su andadura en defensa del modelo educativo rural, en el que participan docentes, padres, madres, asociaciones, ayuntamientos, y un largo etc. de organizaciones, de forma voluntaria, con representación en todas las provincias de Castilla la Mancha.

Tras su constitución como tal, el 21 de abril en Barajas de Melo (Cuenca), el sábado en Cifuentes, con la presencia de más de medio centenar de personas, se acordó dar continuidad y poner en marcha proyectos que intenten parar y/o paliar las intenciones del gobierno de Cospedal y dar una alternativa a estos pueblos.

La intención de la Administración educativa del gobierno de Cospedal de cerrar un gran número de escuelas unitarias en toda la región, con el consiguiente traslado del alumnado de estos pueblos a otras escuelas más grandes, ocasionará una serie de consecuencias cuyo impacto en el medio rural será muy negativo para los propios alumnos y alumnas, para sus familias, para los maestros y maestras, para el resto de los ciudadanos y ciudadanas que habitan hoy en estas poblaciones, y para los propios pueblos. El gobierno regional ha condenado, de esta forma, al alumnado a un marco de desigualdad y pérdida de oportunidades, a sus familias al autodestierro, y a las localidades al despoblamiento y finalmente, la desaparición.

Esta errónea medida afectará de tres formas a estos alumnos y alumnas: el cierre de su escuela; el tiempo perdido dedicado al transporte; y la deslocalización del proceso de enseñanza y aprendizaje. Suponiendo todo ello un claro perjuicio en uno de los principios fundamentales de la educación, la igualdad de oportunidades.

Con el lema: “donde cierren una escuela, abriremos otra”, se va a presentar un ambicioso proyecto llamado Escuelas Populares. Se trata de compensar este déficit sobrevenido, esta condena de una administración que, lejos de aplicar las leyes educativas (art. 27.1 y 5 de la Constitución; art. 82 de la LOE; y art. 128 de la Ley de Educación de CLM), suprime el derecho en estas localidades a uno de los servicios básicos fundamentales: la educación.

El ORER pretende abrir en cada una de las localidades condenadas “sin escuela”, una nueva Escuela Popular, cuyos objetivos quedan así explicitados brevemente: compensar el déficit educativo producido en el alumnado transportado, reforzar las competencias que se ven afectadas, reforzar aquellas competencias que favorecen la igualdad de oportunidades y suplir la acción educadora comunitaria de las escuelas cerradas mediante una intervención socioeducativa adaptada a cada población y a su entorno social específico. Todo ello en un ambiente donde prima el compromiso y el voluntarismo, tanto en los educandos como en los educadores.

Se estructura este proyecto sobre una planificación regional del Observatorio y una dirección local (Consejo de Localidad) en la que participarán los Ayuntamientos, las AMPAS, y cuantos ciudadanos quieran comprometerse con el proyecto. Siendo fundamental la coordinación con los centros educativos de referencia.

Sólo desde la cercanía a nuestros pueblos, pueden los políticos advertir la importancia de la escuela rural, y así evitar la barbaridad y el desastre al que nos llevan con el cierre de nuestras escuelas. Por ello el ORER también apoya y apoyará las diferentes iniciativas y acciones que se llevan y se llevaran a cabo en las diferentes localidades a las que dejan sin escuela, sin futuro, sin esperanzas.

En algunos de los pueblos afectados, la Consejería parece dar marcha atrás en sus intenciones de cierre, concretamente en Cuenca, alguno de los pueblos afectados parece que va a mantener su colegio. Exigimos a la Consejería de Educación que aplique los mismos criterios a otros pueblos como Garciotum, Robledo del Mazo, Puente de Vadillos, Puebla del Salvador, etc., en definitiva, que escuche las demandas de los afectados. Queremos pensar que en esta decisión sólo influyen criterios pedagógicos y sociales.

Desde el Observatorio de Escuela Rural de Castilla La Mancha seguiremos defendiendo el modelo de escuela rural, de enseñanza pública, en definitiva una escuela de todos/as y para todos/as.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada